Canal RSS

Nuestros abuelos Fermín e Isabel Presentación

Publicado en

IMG

LOS VERANOS CON PRESENTA

Hoy un día mas he entrado en vuestra página, confieso que cada vez que lo hago lloro a moco tendido, son muchos los buenos recuerdos que están impregnados en el alma y la piel, muchas las horas no vividas con la gente que uno quiere y quizás por ello se les hecha mas de menos, quisiera que todos estuvieran aquí para poder decirles hasta el agotamiento cuanto se les quiere y pedirle mil perdones por las veces que les hicimos llorar.
Hoy me gustaría rendirle un homenaje y un recuerdo a Isabel Presentación nuestra abuela, una mujer singular y que nació antes de tiempo, creo que vivió adelantada a su época, no tenía nada suyo, todo lo daba, era desprendida hasta decir basta.
Recuerdo de forma especial los veranos que Luisa y yo pasamos con ella en Candas, uno de los recuerdos mas vivos que guardo, es cuando los domingos íbamos a comer paella a Casa el Cubano “su arroz “que le gustaba de cualquier manera y que además de otras cosas llevo en herencia esa preferencia me gusta hasta duro.
Iba orgullosa con sus nietas que presentaba a todo el mundo, la “enfermerina” como ella decía y a pesar de que le explicaba que yo no era enfermera daba igual ella seguía, yo siempre pensaba que si un día alguien se ponía alguien enfermo y recurrían a mí como explicaba que no era lo que la abuela decía.
Se comía su paella y después una tarta al whisky según ella para bajar lo que había comido, después un café y por supuesto un cigarro, nos pedía permiso para fumar por si a nosotros nos importaba que la gente mirara, siempre hacía la misma pregunta, ¿dabos mas que fume un pitu? y por supuesto siempre obtenía la misma respuesta, no, esto para ella era lo mas, había que verla con todas sus arrugas bien repanchigada en su silla y con su cigarro en la mano, nos decía no lo digáis a tu padre, en su bolso siempre había un paquete de tabaco y por supuesto nunca dijimos que la abuela fumaba.
Las tardes de lluvia en las que jugábamos a las cartas en la mesa al lado de la ventana ó nos contaba historias de cuando la guerra, cuantas veces me contó la historia de porque me llamaba Isabel y lo que se reía con ello.
Otra de las cosas de las que guardo un recuerdo nítido, es cuando le decía “güela échame les cartes” y os puedo asegurar que acertaba y bien que acertaba.
El cariño con que nos miraba y aconsejaba cuando nos íbamos a la discoteca y alguna que otra regañina también nos hecho por llegar tarde a casa, como mi padre no nos dejaba salir de noche aprovechábamos que gúela si lo hacía.
Uhhhhhhhhhhhnnnnnnnnnnnnnnn que tiempos aquellos, lo bien que lo pasamos.
HAYA DONDE ESTES TE GUARDO SIEMPRE EN MI RECUERDO

Isabel la fía La Mulina

Un besin para todos

IMG copia

Pintando la foto como si fuese un lienzo

El equipo de Fútbol de Fermin hijo

IMG_0001

* Sobreexposición a una luz que parte de atrás de la imagen.

VIAJES CON FERMÍN Y GADY 1º

En esta historia hay dos partes, una la pena de no poder disfrutar de mi familia como me hubiese gustado y otra la alegría y el disfrute de que al estar fuera de Asturias me permitió el que después de la operación de corazón de mi padre pudieran viajar para verme y recorrer con ellos algunas ciudades, estas aventuras es lo que os quiero contar, porque con el eran aventuras.
Mi padre que era la “ Mulina” en Soto del Barco, ”Pravia “ en Turón y  “Turon” en Oviedo, era un hombre que a pesar de su forma de ser ruda, le gustaba la cultura y a su forma era culto, tenía curiosidad por las cosas, por aprender, le gustaban los libros, los documentales, el cine, sus películas (Que verde era mi valle) (Por quien doblan las campanas) por supuesto todas las del oeste y de las modernas(Gorilas en la niebla), cada vez que me acuerdo como pronunciaba el nombre de los actores y actrices de Hollywood no puedo reprimir la risa, aun le oigo.
Recuerdo el primer viaje que hicieron después de operarle, vivía yo en Madrid y por supuesto fuimos de Museos, quería ver el Gernica, visitamos el Reina Sofía que como sabéis es un museo de arte moderno, después de ver el cuadro de Picasso dimos una vuelta para ver el resto de exposiciones, ya tenéis a Fermín hablando bien alto que decía “cagon tal y estos son famosos esto failo un güaje, si vieran los mis cuadros hagome ricu” imaginar la cara de la gente que había alrededor nuestro. En el Museo del Prado lo paso bien pues entendía y conocía muchos de los cuadros que había, en el otro museo había que ponese según el pates p´riba .
Otro día fuimos a visitar el Palacio Real, al pasar el control de seguridad empezó a sonar la alarma y al sacar lo que llevaba en los bolsillos aparece una navaja curva grande, había que verlo explicando a los guardias que la llevaba pa defendese si lu atracaban, obviamente la tuvo que dejar a la entrada y estuvo todo el tiempo de visita preocupado por si cuando saliéramos no se la devolvían.
Otra de las visitas fue al Parque del Retiro, estábamos sentados en un banco descansando y viendo las ardillas frente al estanque, había gente paseando en las barcas, de repente nos dice ahora vuelvo, al rato buscando donde podía estar le veo en una barca remando en medio del lago, cuando salio ante la riña que yo le estaba echando me dice que quería probar si lu habían dejado bien, no os digo lo que me apetecía hacer con el.
No os cuento lo orgulloso que estaba cuando le lleve al Hospital donde trabajaba y le presente al gerente y al director, a mis compañeros, caiai la baba.
Otro día os cuento los viajes a Toledo, Segovia, Valencia, Alicante…..

LOS HECHO DE MENOS

Isabel la fía de Mulina
unodos

Acerca de endriga

Este es el blog de unos amigos/as.

»

  1. Rodeado por la burbuja amarilla. Fermín, hijo de Fermín y Presentación es el futbolista que está en pie con los brazos cruzados.

    Responder
  2. Yo también tengo mis recuerdos, de Presenta,recuerdo cuando ibamos a Candas y nos llevaba a la confiteria a merendar, la casa de color verde, con un olor especial a mar y lo bien que lo pasabos allí los veranos.

    Y también tengo muy presente como eran mis abuelos, hay una cosa que me ronda la cabeza a todas horas y es una frase que decia papá Fermin ” si no lo quieres para ti no lo quieras para los demás”. Esas enseñanzas que nos quedan grabadas a fuego para siempre ( esto es la mejor herencia). Recuerdo el salón lleno de libros, libros preciosos y que mi güelo me dejaba, para que yo los leyera también o cuando nos ponia aquellos documentales tan pesados que nos ponia con tanta ilusión,de ahí me viene a mi este gusto por el arte , y lo del cine también, me queda el gusto por las buena peliculas clásicas aquellas que veia con mi abuelo. Cuando llega el otoño y comienza la epoca de las castañas me recuerda cuando nos poniamos mano a mano a comer castañas asadas en la cocina de carbon, que ricas…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: