Canal RSS

Al hombre más bueno del mundo

Publicado en

¡Qué duro es esto, papá!

No sabemos cómo hacer para llenar este “boquete” -como tú decías- que nos dejas. Cómo hacer sin poder pasar la tarde contigo, intentando animarte cogiendo tu mano y contándote cosas de Nico. Y te rías con las payasadas que inventa para hacernos reír. Cómo hacer sin poder hablar contigo de Julia y oírte decir lo preciosa que es por dentro y por fuera. Tus biznietos tan adorados por ti… Cómo hacer al no poder contarte las noticias sobre tus niet@s; la admiración que tod@s sentimos por ell@s; lo trabajadr@s y luchador@s que son; lo buenas personas que intentan ser. Ell@s te adoran y está siendo muy duro para tod@s ell@s.

¿Qué vamos a hacer cuando te llamemos por teléfono para ver cómo estás y no preguntes -“Cuándo venís”? Y cuando nos marchemos de noche, ya tarde de casa, y no preguntes -“Pero…¿Ya marcháis?” ¿Qué vamos a hacer sin poder hablar contigo de política, de religión…? De cualquier cosa que surgiera podíamos hablar. ¿Qué vamos a hacer sin poder llevarte la lotería que comprábamos para quitar las hipotecas de l@s neñ@s y, al momento, reflexionar ante las palabras de mamá: – “Pero qué más queréis, ya lo tenemos todo”?. Lo teníamos todo papá, te teníamos a ti. Ahora ya nada va a ser igual.

El domingo la gente te demostró lo mucho que significabas para montones de personas que nos hicieron llegar su pena.

Tus 8 hij@s como os gusta decir a ti y a mamá, estábamos rotos de la pena y el dolor. Y de tus 10 niet@s…¿Qué te vamos a contar que no sepas? Todo lo que te quieren… La pena se les hace insoportable. Tus sobrinos… tod@s estaban allí. Y, a través de ell@s, tus herman@s y los de mamá. De todo@s ell@s nos acordamos. Te lo prometemos, papá.

Intentabas –y siempre lo conseguías- vestirte, calzarte, comer, asearte… ¿De dónde sacabas la fuerza?

Es verdad que no podíamos ya verte sufrir más. Sentir ese ahogo día y noche fue tremendo. Pero hasta el final mantuviste la calma: ni una mala cara, ni un mal gesto, ni una protesta… Tu dignidad la admiramos papá. Queremos sólo un poco de ella para cada un@. Hasta el final intentaste mantener tu autonomía. Hasta el final pensaste en nostr@s: -“Os estoy haciendo sufrir mucho” –decías-. Tus últimas palabras fueron: “Os quiero mucho a todos” mientras nosotros derrumbados por la pena, la impotencia, la injusticia, tu sufrimiento…te abrazábamos y llorábamos ya sin ocultarnos.

A lo largo de este año, que es el más duro de nuestra vida, te dijimos muchas  veces que te queríamos. Y aún creo que no fueron suficientes. Y nos duele cada día que no fuimos – aunque fueron muy pocos-. Nos necesitabas tanto… Nuestra sola presencia te bastaba. Con sólo saber que estábamos ahí, era suficiente para ti. Nos decías: -“Ir donde queráis pero volver pronto”. Y ahí estuvimos tod@s. Te preocupabas por que “toda nuestra gente” hubiera comido en aquel hotel – que era el hospital-.

Te buscaremos en el parque, en aquel nuestro banco al sol. Te veremos en tantos rincones paseando con tu amigo con esa forma peculiar de caminar que tenías: al tu paso, con una mano en el bolso y la otra balanceándose hacia adelante y hacia atrás. Te veremos en todos nosotros porque todos llevamos un poco de lo mejor de ti. En “el dedo de mi güelo” que te heredó Nicolás…

Cuidaremos a mamá, aunque ya sabes, ella no es como tú. Ella nos necesita pero de otra forma. Y su coraje y su entrega también son nuestro ejemplo. El amor inmenso que os profesáis forma parte de nosotros, de nuestra forma de entender la vida.

Ayer comentábamos que tenemos que mirarnos en ti. Hacer lo que tú harías en las cosas que nos vaya deparando la vida. Seguir tu ejemplo, sin rencor, siendo generosos con todo. Buscar nuestros sueños y hacerlos realidad. Ofrecerte todos nuestros logros, que tanto valorabas. Seguir siendo cabezones –siempre respetando a los demás-, luchadores, comprometidos, optimistas, generosos, alegres…como tú. Querernos como hasta ahora y más, si cabe, reforzando el cariño que tu siempre nos diste y buscando siempre la unidad entre nosotr@s. Seremos una piña, papá. Y NUNCA podremos olvidar tu ejemplo de entrega y generosidad infinita.

Todo lo que nos enseñasteis, intentaremos no olvidarlo y hacer que sea parte de nuestra vida. Te queremos mucho, papá. Te queremos “sin fin”.

De tus cuatro hij@s que no te olvidarán nunca

Marisa, Víctor, Reme y Rosa Estrada Díaz

y tus cinco niet@s Mónica, Patricia, Noemí, Vanessa y Víctor

Acerca de endriga

Este es el blog de unos amigos/as.

»

  1. hola a todos os mando un beso y mucho animo para la tia y para vosotros y a mi rosafe como yo la llamo muchos besos y espero que te animes y vuelvas a ser la rosa que yo conocia, alegre , habladora , etc espero que la proxima vez podamos hablar un poco mas.un besin de charin como tio me llamaba.

    Responder
  2. Hola Charin, te vi muy guapa aquel dia como cuando eras pequeña. Me acuerdo mucho de tí, no pudimos vernos casi por el momento pero tengo unos recuerdos muy bonitos de la infancia allá en León.
    Recuerdo a tus padres tan cariñosos y a Puri y a Jose aunque era pequeña, pero me acuerdo.
    Me llamaba mucho la atencion cuando te preguntaba sobre la escuela y tu me decias que no ibas por la tarde que era solo por la mañana.
    Recuerdo que cuando dormias conmigo yo tenia el pelo muy largo y tu me agarrabas un mechon y lo retorcias haciendo tirabuzones hasta que te dormias.
    Eras mi prima y mi amiga. ¿Te acuerdas de cuando venias a Asturias, cuando eras pequeña?
    Conocía a tu hermana Mari Carmen por foto y te confundí con ella. Me alegró ver a tu hermano, parece un chico excepcional, muy cariñoso, creo que me dijo mi hermana que es terapeuta ocupacional, una profesion muy bonita.
    Recuerdo los girasoles de leon, y la casa de alinos a la que fui porque tenia asma y se me curó allí.
    Guardo mucho cariño de aquella época.
    Ahora no sonrío mucho pero es natural, supongo que con el tiempo no pasa pero se hace todo más suave.
    A ver si otra vez nos vemos en otro momento mejor y espero ser aquella a la que tú recuerdas, aunque de pequeña era más parlanchina y sonriente y el tiempo me ha hecho ser más cerrada. Pero digo yo que algo de aquella niña quedará.
    Cuidate muchísimo y estoy aqui para cualquier cosa que necesites. Me alegro mucho tu mensaje Charin.
    Os doy las gracias porque a mi madre le consuelan mucho vuestros comentarios, seguisteis el proceso de leer hasta que pasó lo que pasó y eso demuestra que aunque estemos lejos somos una familia y nos queremos que es lo que al final cuenta.
    Dile a tu madre que me perdone que la llamé Puri en lugar de Fina, pero es que no estaba yo ese dia en mis cabales, como que no asimilaba muy bien lo que estaba pasando y creo que me costará mucho asimilarlo.
    Pero me han dicho que siempre que le recuerde piense en las cosas buenas y como mi padre toda la vida ha hecho cosas buenas pues como dice aqui era el hombre más bueno del mundo pues tengo un recuerdo de él que muy hermoso y me siento afortunada de que una persona tan excepcional como él nos eligiese como hijos.

    Recibe muchos besos y abrazos.

    Sigue siendo tan buena y tan dulce como eres

    Rosa

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: