Canal RSS

El Sol- Rosa

Publicado en

Susan Boyle

http://www.goear.com/files/sst5/mp3files/11052009/84966f3209966749bbc304dbf3c51a48.mp3″

Leí en un libro que no estamos acostumbrados a mirar el cielo. Algo tan simple como eso, el cielo que nos rodea incluso en invierno, a pesar de la nieve, la lluvia, el frío, las barreras y las capas y capas de tristeza con la que a menudo nos cubrimos y vamos arrastrandonos por la vida.

Como nos quitamos la ropa en la primavera y el verano debemos quitarnos todos las capas de tristeza y quedarnos con nuestros vestidos del alma más bonitos.

Contemplar el cielo, siempre es de un color distinto al anochecer, azul claro, azul indigo, aveces morado y anajaranjado como lo vi el otro día. Nunca habia visto un cielo asi tan anaranjado al amanecer.

Ver todo nuevo en lo que no lo es, saborear una simple comida, hacer una tarea tediosa como cocinar o planchar con alegria, disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, amar a la gente tal y como es, valorar sus cosas positivas y potenciarlas, abrazar, querer, besar, decir buenos dias a gente desconocida con la que te cruzas.

Toda nuestra vida cambia, todo está rodeado de afecto, cariño, sentimiento, tenemos que abrir las puertas y las ventanas para que entre el sol, para que entre todo lo nuevo.

Meter poco a poco en un saco todas las cosas malas y molestas. Imaginar que subes una montaña y arrojar ese saco pesado desde lo alto.

Gritar, cantar, amar, reír, saltar, llorar de felicidad… Amar la vida como el más bello milagro.

Porque hemos venido aqui para sufrir pero si no hubiesemos nacido, no hubiesemos conocido el inmenso amor de las personas que queriamos y perdiamos, no valorariamos las que aún siguen viviendo.

Hoy bajé con una caja de cartón llena de ángeles para mi madre.

Me abrazó y cuanto cariño, cuanto necesitaba de ese beso y ese abrazo, cuanto la quiero, y cuanto pienso si mi padre sabia lo mucho que le queria a él tambien.

Hemos rezado y nos hemos dado la mano en honor a él durante la misa en casa. A él le gustaba rezar.

Le he dicho y quiero que lo recuerde siempre que papá no murió, que yo quiero hablar en presente de él porque está con nosotros siempre. Transmitiendonos esa alegria, diciendonos que nos quiere, que la vida es una alegria inmensa y que la encontraremos, estoy segura, gracias a él.

También le he dicho que yo veo que él no murió si no que vive en ella, vive en toda ella, tiene gestos, cariños, que son de él. Me dice que es por vivir tanto tiempo con una persona que se te pegan las cosas.

Mi padre no murió, vive en Teresa Diaz Vazquez,, vive al completo y los dos son UNO.

Espero que cuando llegue el buen tiempo podamos ir todos a ese parque de Villalegre que era tan especial para mi padre. Quisiera que ese dia hubiese sol y mi madre sintiese el inmenso cariño de todos, el Sol, la risa y las travesuras de Nico, que sintiese que todos los dias y especialmente en ese Victor está con ella, que jamás la ha dejado y jamás nos dejará nunca, porque el amor no puede desvanecerse así como así. Me resisto a pensar que la muerte ha podido con él.

Quiero creer que no. Quiero pensar que es así como lo digo porque es asi como lo siento.

Papa está aqui con nosotros en cada beso, en cada abrazo en cada sonrisa, en cada acontecimiento de la vida. Y vive en Teresa por siempre.

Un beso enorme, mamá

Acerca de endriga

Este es el blog de unos amigos/as.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: