Canal RSS

LA IMPORTANCIA PÚBLICA DE LAS MUJERES ANÓNIMAS.

Publicado en











LA IMPORTANCIA PÚBLICA DE LAS MUJERES ANÓNIMAS

ELLA-BEBE

Nací en Oviedo el 1 de abril de 1930. Mis padres vivían en Langreo pero allí no había hospitales y tuvieron que desplazarse a Oviedo. Por esa razón yo nací en la Capital en un hospital que quemaron durante la guerra.

Fue un tiempo gris pues se avecinaba una más de las malditas guerras.

Me mantuvieron alejada de mi madre pues contrajo unas fiebres de las que no recuerdo el nombre. Hoy una niña pasa por esto y la llevan a una sala concreta pero yo, siendo recién nacida, tuve que andar de cama en cama con las otras enfermas.

Mi infancia, como la de todos los niños de mi tiempo, estuvo marcada por la guerra. A mi padre lo llamaron, él dijo que estaba enfermo para ir a la guerra, la respuesta que le dieron es que si no valía para hacer trincheras valía para rellenarlas.

Al cabo de cuatro años nos mudamos a Soto del Barco. Éramos cinco hermanos. A uno de ellos lo mató la aviación durante la guerra. Lo ametrallaron cuando los dos estábamos jugando delante de casa. Yo lo vi todo. Fue horrible. Él tenía 9 años y yo 6. Lo lloré mucho porque era especial para mí. Me quería mucho y yo a él también.

En una ocasión, durante los bombardeos, fuimos a refugiarnos toda la familia a un tendejón que había en una cuadra subiendo El Alto El Praviano. La dueña de la cuadra tenía un gato al que todos los días le ponía comida. Yo pasaba tanta hambre que le comí la comida al gato. Cuando ella se enteró, obligó a mi madre a pegarme delante de ella y decir que si volvía a hacerlo, nos echaría a todos del tendejón. Volví a comerle la comida al gato. Yo estaba convencida de que aquel animal era más feliz y tenía más que yo.

El humo de las bombas no me dejaba respirar. Nunca pude olvidar su olor ni el horror que viví. Aún sigo sin poder ver las películas de guerra. Odio las malditas guerras, e incluso la palabra paz, porque siempre viene después de la guerra.

Mis padres nos quitaron la idea de pertenencia a partidos, aunque más tarde comprendí que si no lo hacía, estaba en la balanza del poderoso

Mi padre estuvo muchos años sin trabajar pues estaba enfermo. Luego trabajó de barrendero en San Juan de la Arena con un carro y una mulina. Mi madre vendía pescado por las casas. Mi madre no era muy cariñosa pero mi padre sí. Era muy bueno y yo lo quería mucho. Estábamos muy unidos.

Mi madre preguntaba por el pueblo: “¿Necesitáis a la mi fía? Sólo por la comida.” Y así empecé a trabajar cuidando niños más pequeños y vacas sólo por la comida. Mi madre lo hacía porque tenía miedo que enfermáramos. De esta manera, yo comía mejor y mis hermanos tocaban a más.

Fui dos años a la escuela. Allí yo fui inmensamente feliz. Salía al recreo para llevarle la comida a mi padre y a un vecino al trabajo. Tenía que caminar tres kilómetros hasta San Juan de la Arena y otros tres de vuelta. Al llegar por la tarde, llegaba cansada, con hambre, y tarde. La profesora me castigaba con los brazos en cruz pero, aún así, yo era locura por ir.

Lloré mucho el día que me sacaron de la escuela para trabajar. Me pusieron a cuidar guajes y a lidiar vacas. Me quedé en la tabla de multiplicar del 3.

Con 14 años, empecé a trabajar en la fábrica de “Bravo” en San Juan de la Arena. Cuando venía el inspector, me escondían en el almacén pues no tenía edad para trabajar pero cotizaba porque en la nómina me descontaban todos los meses aunque yo me pregunto a dónde fue esa cotización. Cobraba 13 pesetas con 70 céntimos, como oficial de segunda. Por unos días no pude cobrar la pensión.

Cuando había paro en la fábrica iba a servir por las casas, mi padre iba a ver cómo estaba, a veces los señores lo invitaban a comer, él declinaba la invitación, prefería comer con su hija en la cocina.

Aquel tiempo, sin embargo, lo recuerdo con mucho amor pues todos entonábamos canciones y sonreíamos y ¿Sabéis por qué? Por qué había acabado la guerra y sólo eso nos bastaba para ser felices. Dejé de trabajar cuando nació mi segundo hijo, ya no tenía con quien dejar a los dos

A los 22 años me casé con un hombre bueno de verdad. Éramos vecinos desde niños. De pequeños, el venía a jugar delante de mi casa donde había una panadería. Yo lo veía subirse a un carro a escondidas. Un día descubrí que iba allí a comerse las migas. Entonces, yo empecé a limpiar el carro antes que él y, al saberse descubierto, él marchaba muy avergonzado pues era muy tímido. Años después, le conté que era yo y nos reímos juntos.

Teníamos tan poco, y sin embargo éramos tan felices…

En Soto, tuvimos tres hijos. Pasamos muchas necesidades. Él iba al carbón al río Nalón y yo iba a la fábrica. Después él empezó a trabajar en Ensidesa y venía a Avilés todos los días desde Soto en bicicleta.

En una ocasión, quisimos llevar a nuestros hijos a los caballitos de Las Meanas. Para poder llevarlos, él pidió un anticipo a la empresa. Yo le esperaba con los niños en el parque. Cuando llegó, nos dijo que no le habían dado el anticipo. Cuando ya nos íbamos a ir, pregunté a un señor si había que pagar y me dijo que no. Al final, nuestros hijos pudieron montarse en los caballitos.

Al cabo de unos años, nos dieron un piso en la La Luz de los de Ensidesa. Nos vinimos a vivir a Avilés y aquí nació nuestra cuarta hija. El piso, para nosotros, era como un palacio pues tenía agua corriente y todo, entre otras cosas. No se me olvida la armonía que había aquí.

Aquí se criaron mis hijos, se casaron, nacieron mis 5 nietos que su abuelo y yo adoramos, cada verano cogíamos una tienda de campaña y todos los útiles necesarios y nos íbamos los 7 a pasar el verano en Santa María del mar, allí compartíamos la nevera, siempre había café y ayuda a los que llegaban, una tortilla, y conservamos recuerdos y amigos entrañables de aquella época.

Después de unos años de vivir en La Luz, me enteré que la Asociación de Vecinos L´Andecha, estaba a punto de disolverse por falta de participación. Me ofrecí voluntaria. Se creó una Junta Directiva de la que formé parte. Estuve muchos años. Me gustaba estar en la Comisión de Urbanismo. Iba por el barrio mirando si había alguna baldosa rota o si faltaba algo.

En 1978, me uní al Partido Comunista. Yo colaboraba en la cocina.

En una ocasión, colaboré como cocinera en el parque, en una acampada por el 0.07 por ciento (del producto interior bruto para el tercer mundo).

Siempre tuve inquietudes por un mundo mejor. Para mi, todos los seres humanos somos iguales auque tengamos distintas ideas. Sobre todo, creo que tenemos que ser personas y luchar por un mundo mejor espetando las reglas.

Soy creyente practicante. Para mi, la palabra de Dios encierra el no hacer daño a nadie.

Fui donante de sangre altruista. Me sentía importante porque estaba haciendo algo por alguien.

También pinché a niños gitanos en las chavolas que había en La Luz. Me venían a buscar a casa pues no existía el Centro de Salud de Villalegre. Para mi fue muy importante porque siempre consideré que tenía que hacer algo por los demás.

Cuando tuve a mi tercera hija, amamanté con mi leche a un niño gitano a cuya madre aún no le había subido la leche.

Tengo una amiga gitana a la que, desde hace muchos años, en el mes de diciembre, le preparo una cesta de Navidad para ella y para su familia.

Estuve en la Junta Directiva del Centro Social del Centro de Día de La Luz. Siempre luché por todo lo de mi barrio. Hoy, aunque vivo en Villalegre porque allí no tengo escaleras, me sigo sintiendo en mi lindo barrio.

Hace poco, me llamaron para dar una charla, pues soy una de las pioneras del barrio de La Luz. Me hizo muy feliz que contarán conmigo.

Tuve muchos amigos y amigas. Muchos de ellos hoy ya no están.

Lo que les trasmito a mis hijos es mi legado más importante: respetar y ayudar a los demás, pues todos somos iguales.

Cambiaría las guerras por el amor y la comprensión y, como mínimo, lo indispensable. Cambiaría la pobreza de algunos niños del mundo.

TEXTO LEÍDO POR TERESA DIAZ VAZQUEZ EN LA CONFERENCIA DEL DIA 17-05-2009 A LAS 21:00 HORAS EN EL PALACIO DE VALDECARZANA PARA LA TEMÁTICA: MUJERES ANÓNIMAS

ARTICULO RELACIONADO CON EL EVENTO EN EL PERIÓDICO LA NUEVA ESPAÑA Y EL COMERCIO DIGITAL EN LA DIRECCIÓN URL

Mujeres anónimas- Leer artículo del evento en el periódico


Acerca de endriga

Este es el blog de unos amigos/as.

»

  1. FELICIDADES TIA por tu gran día.Seguro que te lo pasaste genial, e hiciste que toooda la gento lo pasara tambien.Ahora todo el mundo sabe lo luchadora que eres (por suerte nosotros ya lo sabiamos antes). Es un placer pertenecer a esta familia.Muchos besos.

    Responder
  2. HOLA TIA COMO VEO ESTAS HECHA UNA ARTISTA ,YA VI LAS FOTOS DEL PERIODICO QUE ME MANDO MARISA,TE VEO MUY BIEN AUNQUE LA PROCESION SIEMPRE VA POR DENTRO, ME GUSTA VERTE ANIMADA YA QUE POR TODOS LOS COMENTARIOS AUN HACES MUCHA FALTA A TODO EL MUNDO . UN BESO Y SIGUE ASI.

    Responder
  3. Patricia - comentario del periódico

    Hubiese estado muy bien que se hablase un poco mas, en el articulo, de la basta y larga vida llena de experiencias , buenas a veces y muy malas otras, de Teresa, y de las dificultades que se le presentaron en esta Provincia , de emigrantes a la compañera Claudia. Se que ha sido por falta de espacio en el periodico, pero creo que la noticia podria haberse extendido un poco mas y haber profundizado en las historias en si. Estas son el tipo de noticias que de verdad , a mi juicio , dejan ver la verdadera personalidad de un pasado , un presente y un futuro ,de una villa a la que le queda mucho por hacer para mejorar las cosas para tod@s, y a la que le faltan oidos para escuchar a los que hicieron posible que Aviles creciese desde abajo y llegase a ser lo que hoy en dia es, una ciudad humilde pero de gran riqueza social.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: