Canal RSS

Somos lo que mamamos- Lu

Publicado en

ana torroja- sonrisa

Somos lo k mamamos Hola tía, hoy 1 de junio de 2011, he de decir k estoy muy contenta, k me he kitado un lastre de encima k pa k, y kiero compartirlo. Termino de leer una frase k recuerda Silvana y k mi padres, los dos, nos decían, “lo k no kieras para ti, no lo kieras para nadie” y eso reivindico. K mamamos ser buenos, k mamamos ser alegres, k mamamos ser trabajadores, k mamamos ser responsables, k mamamos el compromiso, k mamamos ser consecuentes, k mamamos ser honrados, k mamamos ser honestos, k mamamos ser generosas y k sobre todo mamamos amor, cariño, buen gusto, buenos modales, buen hacer, también un poco de picardía (la justa pillería para esbozar sonrisas) y mucha educación, y es por eso k las hermanas Díaz Ordóñez somos ante todo BUENA GENTE. K lamento haber ligado el apellido de mi madre a un par de mal nacidos pero k yo he limpiado con creces, con gran esfuerzo, con demasiado llanto y sobre todo con dignidad para k permanezca intacto e intachable. K por ser generosa, a los malos, sólo les deseo y espero k hayan aprendido un pokito, lo mínimo de mí, xk, y sin ser soberbia, habrán ganado mucho. K estoy orgullosa de ser kien soy y k soy fiel reflejo de kienes me criaron y de los k actualmente me rodean en mi familia, k son mis grandes y keridísimas hermanas y mis cuñados. K ya sé k no estoy sola, k además de ellos tengo dos ANGELES guardianes, a los k doy mucho k hacer ya lo sé y k me están velando de contínuo, para k nada malo me ocurra, ciertamente así lo pienso. K estoy trankila por que me he comportado tal cual ellos habrían esperado lo hiciera, pero no lo he hecho x ellos, si no k lo he hecho xk he nacido así y así me han enseñado. Y k me han dado la fuerza necesaria para k, si caigo, me levante y avance siempre. K es inevitable tener cicatrices en el alma pero k…., una sonrisa dulce y espontánea las suaviza enormemente. K la tristeza de la mirada se ve iluminada por una enorme sonrisa k hoy luce porque soy luchadora y hoy me siento VENCEDORA, no materialmente, pero sí moralmente. Y es k ciertamente SOMOS LO K MAMAMOS, y en ese sentido me considero una persona muy afortunada puesto k nuestra herencia tiene un valor incalculable (para todo lo demás MASTER CARD) Gracias a mi padre y a mi madre, os echo mucho de menos…. Lu

Acerca de endriga

Este es el blog de unos amigos/as.

»

  1. Hoy me gustaría recordar a “mamá Gadina”, la mujer fuerte y astuta. Recuerdo como era de trabajadora y testaruda, que si se le metia en la cabeza limpiar los azulejos de la cocina y no podia subirse a las sillas pues entonces buscaba la manera de hacerlo con la escoba, fuera como fuera ella lo conseguia.
    Como era de coqueta, con sus ondas y sus labios pintados siempre, el olor de aquella colonia llamada Samoa, cuando se puso unos pantalones por primera vez, o las medias de liga que se ponia con las faldas, las enagüas que me regalaba para reyes ( que por supuesto, yo pensaba que mejor me regalaba juguetes), lo que le gustaba el dulce o las galletas (Santiago) con su descafeinado, lo bien que cocinaba aquella paella con pimeintos rojos, aquelles patatines frites con pimiento verde o aquello que decia del pimiento que se lo habia oido a Karlos Arguillano de que los mejores eran los verdes que se ponian rojos. Ahora recuerdo sus casadiellas (cuantas veces la ayudé a hacerlas?) y como no le daba importancia pues no me quedé con la receta, se que hacia la masa con cerveza templada. O aquellos ricos fritos que nos hacia en un pispas para merendar. Y recondando más atras cuando me enseñó la tabla de multiplicar del siete (mi preferida ) mientras merendaba un bocadillo de atún en aquella cocina mientras que ella con sus cacerolas un poco de esto un poco de aquello iba realizando sus comidas.
    Llamaba “Curuxa” a una amiga que tuve pues decia de ella que era como una curuxa (abispada).
    O como intentaba que yo aprendiera a coser, pero yo era como mi güelo un poco “trafuya” para esas cosas.
    Recuerdo el abrazo no mejor dicho el cuello, el regazo de gadina era muy muñidito y sus manos asperas por el trabajo pero con las uñas duras y muy bonitas.
    Solo decir que también la echo mucho de menos, un beso muy fuerte donde estes.

    Responder
  2. Me alegro de corazón que te hayas quitado ese peso de encima y que ya estes bien. Por cierto tu no has manchado el apellido de Ordoñez, pues yo sé que lo hacias con toda tu buena fe.
    Un besin Silvana.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: